Cómo saber si un pez está embarazada

Si cuentas con un acuario en casa y deseas expandirlo de forma natural, siempre puedes hallar la manera. Identifica la especie de peces que tienes, los cuidados requeridos, entre otras cosas necesarias para montar todo el asunto por tu cuenta. Sin embargo, muchos tipos de peces se multiplican mediante reproducción ovípara o fecundación.

Entre tantas clases, debes conocer cuáles tienes en tu casa. Todos los peces no pueden convivir juntos entre sí, hacer una selección adecuada es lo más responsable para evitar incidentes entre ellos.

como saber si un pez esta embarazada
Cómo saber si un pez está embarazada

Aspectos de su comportamiento dependen de cada tipo. Especialmente para la reproducción, debes crear un ambiente propicio, adecuado y cómodo.

Conoce cómo se genera la fecundación, incluyendo síntomas evidentes y aquellos que no lo son tanto. Duración, parto tanto de alevines como huevos.

Especies vivíparos y ovíparos en peces

Cuando se habla de peces hembra, tienes dos opciones para obtener crías en pecera/acuario. Algunas hembras de ciertas especies pasan a enterrar o esconder los huevos por la decoración de la pecera, sea tierra o plantas.

El objetivo es conseguir un macho capaz de esparcir el esperma sobre los huecos para conseguir la fecundación (cómo es el ejemplo de los peces payaso).

Otro tipo de hembras pueden, después de la reproducción, quedar embarazadas y parir como mamíferos cualesquiera. Traen crías al mundo de manera natural.

Parte de saber si los peces en tu acuario están preñadas, es conocer a qué clase pertenecen.

1. Vivíparos

Consiguen fertilizarse de forma interna. Los peces macho, igualmente vivíparos, pasan los espermatozoides a hembras de su tipo.

Esta transferencia se consigue mediante las aletas ventrales de macho, una modificación del órgano copulador. Cuando se forman huevos dentro, finalmente ocurre apareamiento con machos.

1 o 2 meses después, dependiendo cada espécimen, esos huevos se vuelven peces juveniles, naciendo tal cual, totalmente desarrollados.

Al nacer en apariencia bien formados, pueden nadar sin necesidad de cuidados, además de resultar más sencillo alimentarles. Suelen tener crías de mayor tamaño a comparación de los ovíparos. Es la única especie que puede quedar embarazada en el sentido de la palabra.

2. Ovíparos

La fertilización ocurre externamente. El pez pone los huevos, con apariencia gelatinosa y pequeños, por el acuario. No todos los peces expulsan de igual manera.

Habitualmente, dejan los huevos en el fondo, flotando, pegados a algas o rocas, algunos les depositan en nidos, como también en su cuerpo. Para conseguir ponerlos, su macho debe estimularla.

Síntomas de embarazo

Después de aclarada la fauna necesaria en la pecera, puedes dedicarte a cómo saber si un pez está embarazada.

Si ya cuentas con machos y hembras en un mismo lugar, es un buen comienzo. Debes captar las señales cuidadosamente.

Al dar comida de más, por ejemplo, el pez puede engordar hasta confundirse con embarazo. Recuerda su tamaño, lo sensibles que son.

como saber si un pez esta embarazada
Cómo saber si un pez está embarazada

Investiga sobre la anatomía de los peces en casa, así evitas confundirles con embarazo por la forma de su abdomen. La importancia de saber si tienes peces ovíparos o vivíparos, recae en los síntomas.

Si un animal de este tipo, ovíparo, presenta signos de gestación, se trata de una alerta sobre enfermedad. Una estrategia indudable, sería darle un vistazo a diario para comprobar su avance y crecimiento.

Cerca de 20 a 40 días de gestación, es posible notar bulto bajo el abdomen. Teniendo a los huevos formándose dentro, demuestra físicamente una figura regordeta.

En casos puede lucir cuadrada, especialmente al momento de parir. Nunca tendrá una forma determinada durante todo el ciclo, continuará cambiando su figura para adecuarse.

Aparecerá una mancha grávida en el abdomen, luciendo un color negro o rojo, en algún momento del período de gestación del pez, siendo los ojos de alevines.

Antes de dar a luz, se mueven hasta quedar cerca de la zona anal. Algunas especies de peces ya cuentan con la mancha, volviéndose más brillante u oscura durante embarazos.

Duración del embarazo en peces

A pesar de existir un estimado, cada embarazo es distinto por especie y modo de vida. Es probable encontrar peces donde, pasado 1 mes, las crías se forman hasta abandonar la barriga de su madre. Sin embargo, se calcula un máximo de 2 meses para dar a luz.

Señales que brindan los peces al dar a luz

Nuevamente, cada especie tiene una desenvoltura distinta al pasar por cambios. No obstante, por lo general puedes anticipar cuándo dará a luz al fijarte en el bulto de sus peces.

El bulto consigue el tamaño total al estar por nacer las crías, adquiriendo una apariencia cuadrada. Si tienes una especie con mancha abdominal no natural, se moverá hasta aparecer por zona anal, saliendo crías luego.

Las señales para saber cuándo da a luz un pez son sencillas, siendo buen observador. Al ser primeriza, puedes notar movimientos constantes por la pecera, mostrando el nerviosismo del pez cuando se acerca el parto.

Cuando entra en labor, baja a un lugar cómodo para aguantar las contracciones y donde pueda expulsar sus nuevos peces tranquilamente.

Cuando tratas con un pez experimentado pariendo, puedes notar la diferencia. Irá directamente a esconderse en la decoración, ansiando tranquilidad para hacer el proceso que ya conoce.

En cualquiera de los casos, tanto respiración como pulso son afectadas por contracciones, logrando que la hembra se asome a la superficie y boquee por oxígeno.

Consejos adicionales para “recibirlos”

En realidad, asistir un parto de pez es innecesario. Incluso siendo primeriza, la misma especie es capaz de dar a luz por sí sola sin inconveniente.

La ayuda que puedes brindar viene después, cuidando a los pequeños nuevos huéspedes del acuario. Algunas especies pueden ser depredadores. Sean otros peces o sus padres, indaga un poco sobre cómo proceder ante ellos (quizá sea necesario separarles del resto, a una pecera aparte).

Una vez nacidas, puedes usar una red. Colócala en mitad de la pecera, apartándolos y creando a la vez una zona a salvo para las crías. Allí podrán desplazarse tranquilamente.

Aunque cuenten con suficiente tamaño, puede no bastar para defenderse de peces con instinto depredador fuerte.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.