Cómo saber si mi perro tiene leishmaniosis

[adinserter block=»1″]

Dice el viejo dicho que “el perro es el mejor amigo del hombre” y ¿Qué no haríamos por un amigo? Nuestras mascotas caninas pueden sufrir varios tipos de enfermedades, unas más duras que otras. La leishmaniosis es una enfermedad que debemos tener en cuenta en España, donde es común. Los mosquitos no solo vampirizan a los seres humanos, sino a los animales domésticos.

En los días calurosos de verano en España, muchas zonas están expuestas a brotes de mosquitos. El flebótomo es una especie de mosquito que prolifera en tiempos veraniegos y son los responsables de transmitir directamente este mal a los perros. Esta enfermedad puede causarles la muerte a nuestras queridas mascotas si no son tratadas debidamente.

Cómo saber si mi perro tiene leishmaniosis
Cómo saber si mi perro tiene leishmaniosis

Aunque hay algunas razas inmunes a este mal, como los podencos ibicencos, tristemente no todos nuestros perros son inmunes. Por eso debemos estar atentos y saber reconocer cuando esta clase de enfermedad ataca a nuestros fieles amigos. En España esta enfermedad es endémica, con mayor presencia peninsular y en las islas Baleares.

La leishmaniosis canina

[adinserter block=»7″]

Es una enfermedad que ataca y debilita el sistema inmune de los canes, puede ser mortal. Las razas más afectadas suelen ser los rottweileres, Bóxeres y pastores alemanes. La causa un parásito que va de un huésped a otro, aunque en el primer huésped se conserva inactivo, es en el siguiente huésped donde evoluciona y se multiplica.

El parásito Leishmania de la leishmaniosis comienza su existencia una mosca llamada Sandfly, también conocida como de arena. Ahí, bajo circunstancias evolutivas espera hasta llegar a su segundo huésped. En los perros el peligro inicia son víctimas de una picada. Esta enfermedad pasa por unas fases, pero cuando se activa es fatal si no se trata veloz y debidamente.

Es difícil evitar que el flebótomo infectado con el parásito pique a nuestro perro, pasando el parásito a su torrente sanguíneo iniciando la infección. Debemos saber, que por fluidos no se contagia este mal ni por otros perros. Antes de morir una hembra del mosquito puede infectar hasta 3 perros.

[adinserter block=»6″]

No obstante ¡tiene cura! un perro bien tratado y curado puede seguir con su juguetona vida. Dependiendo la raza de nuestro perro, o su sistema inmune, esta enfermedad puede ser asintomática.

Este parásito puede estar mucho tiempo inactivo en la sangre o puede activarse por una inmunodepresión o enfermedad. En otros casos nuestra mascota presenta los síntomas.

Tipos de leishmaniosis y sintomatología

Existe leishmaniosis cutánea y leishmaniosis visceral. Desde la picadura a los primeros síntomas o manifestaciones de la enfermedad suelen pasar de 4 a 6 meses. Un diagnóstico temprano es garantía para el paciente de una salud buena y muerte por otras causas.

La primera usual en los canes y se deja ver en la piel. En gran porcentaje los síntomas se caracterizan por:

  • Se cae el pelo, esto es muy marcado alrededor de las orejas, ojos y en la nariz. El pelo se hace opaco y sin vida, quebradizo.
  • La piel presenta ulceraciones que no sanan o lo hacen con lentitud.
  • Engrosamiento de epidermis y decoloración.
  • Presencia nódulos y las almohadillas de sus patas pueden estar agrietadas.
  • Uñas excesivas, quebradizas y fuera de proporción.

En cuanto a la leishmaniosis visceral, ataca directamente riñones, hígado y bazo del perro. Su medula espinal y sistema inmune son seriamente afectados.

[adinserter block=»5″]

Los síntomas van desde falta del apetito, fiebre, inactividad, quietud, pérdida considerable del peso, etc. Si come suele vomitar, tener diarrea (las heces pueden ser entre rojas y negras), sangrado de nariz e insuficiencia renal.

Demás síntomas son la alta frecuencia al orinar, dolencias en las articulaciones y músculos, sed intensa, neuralgias o dolor en los nervios. Los síntomas varían según la raza y el tamaño, entre otros factores, pero puedes descubrir esta enfermedad con estas pistas.

La leishmaniosis el mosquito y los seres humanos

Aunque no es muy común, algunos seres humanos han padecido esta enfermedad, y se infectan debido a la picada del flebótomo, rara vez por agujas infectadas. El perro no infecta al humano, pero si un mosquito pica a un perro infectado, la podemos adquirir.

No obstante, para que a un ser humano le afecte esta enfermedad, debe estar inmune suprimido, desnutrido, con cáncer o VIH.

[adinserter block=»1″]

Este mosquito es muy pequeño, mide entre 2,5 a 3 milímetros, con dos alas distintivas y pilosidades. No emite zumbidos, es marrón claro y oscuro, se suelen ver en las pantallas de la tv cuando está encendida.

Método de diagnostico

El veterinario debe confirmar la enfermedad, si es la leishmaniosis cutánea, éste tomará una muestra del tejido de la piel para hacerle una biopsia. La muestra se toma raspando la ulcera, posteriormente en el laboratorio, se comprobará por el ADN si hay presencia del parásito.

Para diagnosticar la leishmaniosis visceral, el veterinario hace una revisión de los órganos, en busca de lesiones o inflamaciones en el hígado, bazo o riñones particularmente.

Métodos de prevención

El primer método efectivo es la vacuna, una vacuna crea inmunidad contra enfermedades, en el caso de las leishmaniosis está la vacuna Canileish y Lefitend. Ambas se pueden aplicar a los seis meses de edad, la primera es de varias aplicaciones, la segunda basta con una anual. El veterinario nos irá orientando. Aunque las vacunas no tienen una efectividad de 100%.

La visita periódica al veterinario y la revisión de nuestros perros ayuda mucho a prevenir estos males. Los exámenes completos se deben realizar, con el tiempo recomendado, esto detectará cualquier enfermedad, incluyendo esta.

[adinserter block=»7″]

Evita exponer a tu perro al estrés. Coloca mosquiteros en las áreas donde acostumbra estar tu mascota en épocas críticas.

La desparasitación correcta es muy efectiva contra la leishmaniosis. La protección con piretroides en las pipetas antiparasitarias reduce el contacto con la mosca de arena. Hay jarabes que estimulan el sistema inmune de los perros como el Leishguard, para que tengan una mayor protección interna.

Es recomendable utilizar repelentes en espray o aerosoles, pipetas o collares, si viajamos o estamos en temporadas de alto riesgo. Estos evitaran la picada de flebótomo eliminando la transmisión y ciclo de vida parasitario.

Cuánto puede durar la enfermedad

[adinserter block=»1″]
Cómo saber si mi perro tiene leishmaniosis
Cómo saber si mi perro tiene leishmaniosis

No hay respuesta precisa, depende de cuán avanzada esté la enfermedad y el cómo está afectando a nuestro perro. En etapas tempranas, el perro se recompone rápido y sigue con su vida normal. No obstante, en etapas muy avanzadas, es muy probable que muera, es una enfermedad que se puede decir sin cura.

El tratamiento suele ser prolongado y algo complejo, los medicamentos suministrados por el veterinario les ayudan a aliviar esta enfermedad y aumentar sus posibilidades de vida. Aunque no existe lamentablemente medicamento que elimine en su totalidad al parásito. Debemos estar vigilantes ante cualquier recaída.

En caso de recaídas por leishmaniosis

Dependiendo del su sistema inmunitario, puede que nuestro perro tenga una recaída causada por leishmaniosis. En ese caso debemos llevarlo con prontitud a nuestro veterinario de confianza, donde se le realizará una exploración minuciosa al canino.

Se le deben realizar exámenes bioquímicos y sanguíneos, que detecten sistemas de esta enfermedad como anemia, insuficiencia hepática o renal. Se le puede realizar una prueba de proteinograma, que miden las inmunoglobulinas, que nos dice si hay reproducción parasitaria.

[adinserter block=»7″]

Si la prueba de proteinograma muestra una carga parasitaria baja, los síntomas suelen deberse a otras cusas, de igual modo se aplica tratamiento inmediato.

Si la carga parasitaria que refleje la prueba es alta, se debe tratar una leishmaniosis. Una prueba de serología que nos muestre los niveles de anticuerpos en sangre, esto permite graduar la infección.

Recomendaciones

Debemos estar atentos a las medidas de precaución de esta enfermedad para cuidar a nuestros mejores amigos. Dice el dicho “la mejor cura es evitar la enfermedad”. Tomar todas las medidas de precaución son garantías de una mejor calidad de vida, no solo para nuestros perros, sino para nosotros mismos.

[adinserter block=»6″]

En caso de que nuestra mascota de positivo en la prueba, debemos seguir cuidadosamente las instrucciones que nos de nuestro veterinario de confianza, para que las probabilidades de cura sean mayores. Seguir todas las recomendaciones y cuidados podrían salvar seguramente la vida de nuestro amigo.

En caso de que el perro tenga pocas posibilidades, por estar en un estado avanzado de leishmaniosis, aún debemos intentarlo. De todos modos, el tratamiento puede dar resultados, o al menos hacer menos doloroso el proceso. Si ves a un perro con estos síntomas o a tu perro, debes ponerte en contacto con el veterinario, esta enfermedad no espera.

[adinserter block=»1″]
Compartir Artículo

Deja un comentario