Cómo saber que tipo de dieta necesito

[adinserter block=»1″]

Para responder a esta interrogante, partimos de las investigaciones que afirman que, efectivamente para cada persona, tipo de cuerpo, hábitos, costumbres, entre otros factores, existe una dieta idónea.

Así por ejemplo, la ingesta de alimentos en una persona de costumbres más o menos sedentarias, no puede ser la misma que la de un atleta o una persona con actividad más regular.

Lo que si existen son reglas básicas y elementales que deben ser implementadas para una alimentación saludable. Estas consisten en mantener una alimentación balanceada y equilibrada con la ingesta de los diferentes grupos de alimentos. Se debe consumir alimentos naturales y frescos, sobre todo verduras y frutas.

Evitar alimentos calóricos, comida chatarra o rápida, bebidas alcohólicas en exceso, harinas y azúcares en exceso, grasas saturadas y el sedentarismo. Además de que se debe ingerir las porciones adecuadas y proporcionales a cada persona y actividad.

Ahora bien, desde 1940 algunos investigadores han concluido que existen tres tipos básicos de cuerpos, incluso los han pretendido vincular con un temperamento o una personalidad particular o somatipos.

Los tres grupos básicos con el cuerpo ectomorfo, el mesomorfo y el endomorfo. Los cuales por lo general no constituyen grupos o tipos puros, por cuanto existen combinaciones de ellos.

  • Los ectomorfos son personas que comúnmente tienen inconvenientes para ganar o aumentar de peso, son personas delgadas.
  • Los cuerpos mesomorfos tienden a acumular grasa en el abdomen, por eso se les llama cuerpo de manzana.
  • Por último, los endomorfos tienen cuerpo de pera,  con tendencia a subir de peso, por cuanto poseen un metabolismo lento.
endomorfo-ectomorfo-y-mesomorfo
Cómo saber que tipo de dieta necesito

Dieta ideal para los Ectomorfos

[adinserter block=»1″]

Antes de iniciar cualquier dieta y rutina de ejercicios, se les recomienda a las personas con este tipo de cuerpo, se efectúen una revisión médica, a los fines de descartar alguna enfermedad o patología que influya en la dificultad para obtener peso o masa muscular.

Las personas con el tipo de cuerpo ectomorfo deben consumir una dieta con un 55 % aproximado de carbohidratos, alrededor de un 25 % de proteínas y un 20 % de grasa. Con la inclusión en su dieta de vegetales, legumbres y frutas; cereales, preferiblemente integrales; carnes magras, lácteos y huevos; aceites, preferiblemente el de oliva.

En cuanto a la rutina de ejercicio, deben elegir los que les permiten el desarrollo de la masa muscular. Ejercicios tales como levantamiento de pesas de moderadas a más exigentes;

Dieta ideal para los Endomorfos

Por cuanto son personas con tendencia a la obesidad o sobrepeso, lo que habitualmente se les recomienda es la reducción de la ingesta de calorías por día.

A las personas con el tipo de cuerpo endomorfo se les recomienda incluir en su dieta grasas preferiblemente de origen vegetal, especialmente de aguacate y de oliva. Pescado y carnes magras, cereales de preferencia integrales y vegetales y frutas del tipo rico en agua.

Por su facilidad a ganar peso, se les recomienda reducir considerablemente la ingesta de sodio, comida rápida, azucares en demasía, gaseosas, dulces procesados y harinas.

[adinserter block=»7″]

En cuanto a los ejercicios, una vez efectuada la consulta al especialista, deben incluir una rutina continua y diaria de por lo menos media hora de ejercicios del tipo aeróbico. De preferencia el trote o caminata, el andar en bicicleta y con el tiempo, asar a hacer ejercicios de fuerza no todos los días.

Dieta ideal para los Mesomorfos

A las personas con cuerpo mesomorfo se les recomienda ingerir  más o menos 40% de carbohidratos, un 30 % de proteínas y un 30 % de grasas buenas. Deben incorporar en su dieta carnes magras, lácteos bajos en grasa, frutas de preferencia secos, legumbres y cereales integrales.

Debe evitar las harinas refinadas, refrescos, gaseosas, enlatados y frituras.

[adinserter block=»6″]

En cuanto a los ejercicios, como se trata de personas con tendencia a bajar de peso, deben hacer ejercicios moderados, regulares en actividades cardiovasculares, de fuerza de manera regular, con el fin de tonificar la musculatura corporal.

¿Cuáles son las dietas más recomendadas por los Nutricionistas?

Hacer dietas no es sólo con el fin de adelgazar, una dieta junto con una rutina de ejercicio acorde con nuestra edad y condición física, tiene como finalidad principal preservar nuestra salud.

Dentro de las dietas para mejorar nuestra salud, expertos nutricionistas consideran que una de las mejores es la dieta de ingesta de los denominados superalimentos.

Los superalimentos son aquellos alimentos con extranutrientes, como el Omega 3 contenido en la grasa del pescado. Se incluyen la quinoa, la cúruma, el jengibre, la baya de goji, la semilla de chía.

Estos superalimentos deben incluirse en una dieta balanceada, ellos ayudan a la digestión y al estreñimiento, refuerzan el sistema inmunológico, reducen el colesterol malo y ayudan a controlar la glicemia.

[adinserter block=»6″]

Micronutrientes

En el lado opuesto recomiendan la alimentación en base a micronutrientes, que son sustancias químicas que el organismo requiere, pero en cantidades o dosis pequeñas. No obstante estos escasos requerimientos por parte del organismo, el exceso o el déficit de estas sustancias pueden resultar perjudiciales para la salud.

La alimentación suplementaria con los micronutrientes, es particular para cada individuo y debe ser establecida y seguida por un experto en nutrición.

Con estas sustancias se mejoran determinadas funciones corporales, como el equilibrio de fluidos, en los dientes y huesos, en el mecanismo del oxigeno en el cuerpo, entre otras funciones.

Dieta baja en azucares y grasas

Luego está la recomendación de la dieta basada en consumir pero de manera controlada alimentos denominados gourmet. Aquí se permite ingerir queso, jamón, aceite de oliva, pescados, carnes, mariscos, chocolate o embutidos, solo que es combinada con una rutina de ejercicios complementarios.

Se basa en ingerir estos alimentos con moderación y con una cocción saludable, sin aditivos artificiales.

[adinserter block=»5″]

Por su puesto está la dieta baja en carbohidratos o en hidrato de carbono, que permiten controlar el colesterol y el índice glicémico. No se excluye algún tipo de alimento y ha de ser seguido por un nutricionista.

Se recomienda una alimentación adaptada a cada persona, basada en un test o examen de ADN. Permite detectar enfermedades preexistentes, en las que se incluye la obesidad, por lo que resulta útil para el tratamiento de dicha patología. Por lo que esta dieta implica un cambio total en los hábitos alimenticios, por lo general, a largo plazo.

Conclusión

Recordemos que para saber cuál es la dieta que más nos conviene debemos tomar en cuenta los requerimientos y necesidades nutricionales y de energía particulares.

Esto varía en relación con la edad, el sexo, la actividad física, el peso, la estatura y las características personales. Influye además el estado de salud y el estado emocional.

[adinserter block=»7″]

Por otro lado, la dieta que escojamos, preferiblemente acorde con nuestra morfología corporal, debe ser de nuestro agrado y a nuestro alcance. Para que podamos diseñar y acatar un plan de alimentación saludable, agradable y efectivo.

Cómo saber que tipo de dieta necesito
Cómo saber que tipo de dieta necesito

Sobre todo debemos tener presente que una dieta no tiene como único fin el perder peso, es sobre todo el mantener un peso ideal, para mantenernos saludables y felices.

No obstante, si de perder peso se trata, es necesario en primer lugar, tomar en cuenta las causas del sobrepeso. Si el sobre peso llega a la obesidad, debemos recordar que casi siempre es debido a múltiples factores, que requieren de ayuda multidisciplinaria.

En todo caso, antes de comenzar una dieta para la pérdida de peso, siempre es recomendable la consulta a un especialista, llámese dietista o nutricionista.

Este profesional nos ayudará a diseñar la dieta que mejor se adapte a nosotros y aprenderemos a modificar nuestros hábitos alimenticios, que complementaremos  con una adecuada rutina de ejercicios.

[adinserter block=»1″]
Compartir Artículo

Deja un comentario