¿Cómo saber si una Sandía está buena?

La sandia, una fruta deliciosa y jugosa que además es muy beneficiosa para la salud. La puedes consumir en su manera natural, en jugos, batidos o si deseas también en ensaladas. Esta fruta es perfecta para los días de calor, debido que es muy refrescante.

Para que una sandía resulte ser verdaderamente dulce y jugosa, debe tener las condiciones perfectas de madurez. Sin embargo, esto no es algo tan fácil de saber, pues casi todas poseen una aprecia muy similar, por eso muchos se preguntan ¿Es posible saber si una sandía está buena? Afortunadamente si es posible, así que presta mucha atención, pues en adelante descubrirás las características de una buena sandia.

mujer identificando una buena sandia

¿Cómo saber si una Sandía está buena sin abrirla?

Si tienes mucho calor y necesitas comer algo refrescante, dulce y sabroso, la sandía será tu mejor opción. Esta fruta además de hidratar tu cuerpo rápidamente y renovar tus energías, te aportará una amplia variedad de vitaminas y minerales. Pero ¿Cómo elegir una buena sandía, sin tener que abrirla? A continuación, te diremos los aspectos que debes tener en cuenta.

Color

Una sandía con un color uniforme es muy buena, pero las mejores son las que tienen una mancha amarilla. La razón por la que esta mancha está presente es porque ha sido dejada en el suelo para que madurara naturalmente bajo el sol, esta mancha también es conocida como “mancha de tierra”. Ahora bien, si notas que la sandía posee manchas de color blanco o negro no está en buen estado.

Peso

Para saber si una sandía esta buena es esencial que esta pese mucho más de lo que aparenta. Debe ser así, pues la sandía contiene 92% de agua, por eso, cuanto más pese más jugosa y dulce será. Pero si notas que no pesa mucho, de seguro está seca y es menos jugosa.

Forma

Aunque parezca un aspecto menos importante, la forma de la sandía es una característica que se debe tener en cuenta al momento de seleccionar la mejor de todas. Una buena sandia por lo general tiene una forma homogénea, no importa que redonda o alargada. Cuando la sandía tiene forma uniforme significa que ha recibido la luz y el agua suficiente para su buen desarrollo, por lo tanto, su textura, sabor y aroma resultan ser mejor.

Trucos para saber comprar una Sandía buena

sandia buena

Puede parecer difícil saber si una sandía está buena sin tener que abrirla, pero en realidad no es así, pues existen trucos efectivos para distinguir rápidamente una buena sandia. De esta manera no perderás tu tiempo ni tu dinero comprando una sandía insípida y poco jugosa.

Los trucos que puedes aplicar son los siguientes:

Da suaves toques en la corteza

Este es el clásico truco para saber si una sandía está buena. Solo consiste en dar unos pequeños toques con tus nudillos en la corteza de la sandía. Si al hacerlo se produce un sonido seco y profundo es indicativo de la fruta está en perfectas condiciones para ser consumida.

Tómala con firmeza

La sandia es una fruta de corteza dura, por lo tanto, no debes tener miedo de que se rompa al tomarla firmemente. Por el contrario, hacerlo te ayudará a distinguir los rasgos de una buena sandia. Si notas que esta tiene partes blandes, es posible que se haya aboyado por mala manipulación, por tanto, no será una buena elección.

Busca el punto de color amarillo

Aunque las sandias por naturaleza son de color verde, algunas poseen una mancha no muy grande de color amarillo. Esto no es un mal indicativo, por el contrario, muestra que la fruta se ha madurado con el tiempo y las condiciones adecuadas.

Estos son algunos de los trucos que te serán de utilidad para escoger una sandía dulce y jugosa. Aplícalos y veraz que no fallaran. Además de esto, en adelante también te diremos las características de una sandía en mal estado.

5 identificativos para saber si una sandía es mala

La sandía es una fruta que no madura una vez que ha sido recolectada, por eso, es esencial asegurarnos de que está en su punto. Pero además es importante conocer las características de una mala sandía, de esta forma podrás saber lo que debes evitar en ellas.

Estos son los 5 identificativos para saber si una sandía es mala.

Su peso es ligero

Las sandias poseen un alto contenido de agua, por eso suelen ser algo pesadas. Si al tomar una sandía sientes que no pesa mucho, es posible que no haya recibido la cantidad de agua suficiente durante su cultivo y que por lo tanto se encuentre seca en su interior.

Textura blanda

La textura blanda en la corteza de la sandía es un mal indicativo, pues puede que se haya estropeado al momento de su transporte o también que se esté dañando. Cuando una sandía está buena su corteza es dura, para saberlo debes tocar cada parte de ella, de esta manera te cercioraras de que no presenta partes blandas.

Forma irregular

Una buena sandia puede ser redonda o alargada, lo importante en este sentido es que su forma se encuentre totalmente uniforme. Si al comprar una sandía observas que algunas no poseen forma homogénea, es posible que no hayan recibido luz y agua de forma correcta, por lo tanto, no son una buena opción de compra.

Sonido suave al dar toques

Los vendedores de frutas dan suaves toques a las sandias para comprobar de que se encuentren en perfectas condiciones para la venta. Tú también puedes hacer lo mismo, solo tienes que dar pequeños golpecitos con tus nudillos, si se produce un sonido tosco y profundo la sandía es buena, pero si el sonido apenas se escucha, la sandía es de mala calidad.

Aspecto brillante

En la publicidad de frutas se tiende a favorecer a las frutas brillantes, pues generalmente son las más sabrosas. Pero en el caso de las sandias no es así, debido que las mejores son las que presentan poco brillo o un tono opaco en su corteza. Si una sandía es muy brillante aún no ha culminado su periodo de madurez.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.