▷ Cómo saber si un Lunar es Malo o Benigno 【 Información Útil 】

Cómo saber si un Lunar es Malo o Benigno

Lunares en el rostro

Casi todos los seres humanos presentamos lunares en nuestro cuerpo, muchos de ellos pueden gustarnos y otros no mucho, lo importante es reconocer cuándo se trata de un lunar benigno o maligno.

Entre las características que debemos observar se encuentra el tamaño del lunar, su forma, el color, si el lunar crece con el tiempo, si produce picor, duele o sangra.

Por lo general, los lunares benignos no sobrepasan los 6 mm y se parecen muchos de un lunar a otro, si presentas varios. En el caso de los lunares malignos, estos crecen a un mayor tamaño, y no son parecidos con otro lunar que podamos tener en la piel, ya que son de formas irregulares y nos son homogéneos en su color.

Características de un lunar Benigno

Por lo general los lunares Benignos presentan las siguientes características:

  1. No superan los 6 mm de diámetro.

  2. El color que presentan es uniforme en toda la extensión del lunar y no cambia con el tiempo.

  3. Por lo general tienen una forma redondeada u ovalada bien definida.

  4. Pueden tener vellos, algunas veces casi ni se aprecian visualmente.

  5. Pueden engrosarse, pero no duelen.

Con esta características podemos evaluar los lunares que presentamos en la piel, y observar si crecen con el tiempo o cambian de color, producen picor o dolor, en ése caso debemos acudir a un especialista para su evaluación.

Importante es mantener el hábito de usar protector solar, para mantener alejado los rayos UV que pueden dañar nuestra piel.

Características de un lunar maligno

  1. Superan los 6 mm de diámetro.

  2. Su color no es uniforme, presentan varios colores en el centro del lunar.

  3. Su forma es irregular y no se parece a ningún otro lunar que tengamos en nuestro cuerpo.

  4. Causan picor, o algún tipo de molestia o sensación.

  5. Pueden doler y sangrar.

  6. Como no son simétricos y los bordes no son definidos es difícil saber dónde comienzan y terminan dichos lunares.

¿Cómo saber cuándo un lunar es maligno?

Existen algunos síntomas que indican que un lunar común está pasando a ser un melanoma. Debes estar muy atento a los siguientes cambios en tus lunares, ya que al padecer al menos dos de ellos deberás consultar con tu médico para proceder al tratamiento, ellos son:

  • El lunar ya no es liso en su superficie.

  • Presenta sangrado en su superficie o en sus bordes.

  • Se presenta una sudoración excesiva en el área.

  • Su superficie se nota diferente al resto de la piel (seca, con escamas entre otros cambios).

  • La forma del lunar ya no es circular u ovalada uniformemente.

Existe una regla que puede ayudarte a identificar un melanoma en etapa temprana, llamada “la regla del ABCDE”, la cual te recordará que si un lunar tiene diferente (A)simetría, (B)orde irregular, (C)olor diferente, (D)iametro distinto y (E)volucion constante debes estar muy alerta y consultar con tu médico de inmediato.

¿Qué pasa si tengo un lunar maligno?

Lo importante es que le puedas consultar a tu médico de confianza, sobre algún lunar que te presente molestias, más si observas algunas de las características que te hemos descrito anteriormente, correspondiente a los lunares malignos.

Tu médico recomendará que asistas a un especialista dermatólogo quien evaluará tu caso. Dependiendo del tipo de melanoma y del estado de salud del paciente se pueden aplicar diferentes tratamientos, entre los más utilizados tenemos:

  1. Cirugía: Es uno de los tratamientos más utilizados y consiste en extirpar en su totalidad el tumor, si el tamaño lo permite, por lo general se realiza con tumores pequeños, y no sólo se extrae el tumor sino parte del tejido alrededor que se puede considerar aún sano , para evitar que se pueda reproducir en el caso de que haya invadido zonas alrededor del mismo.

  2. Quimioterapia: Consiste en suministrar algunos fármacos utilizados para combatir el cáncer, ésta opción por lo general es utilizada cuándo se ha extendido a otras partes del cuerpo.

  3. Inmunoterapia: Consiste en elevar las defensas del organismo, para que éste mismo tenga la capacidad de recuperarse, se utiliza una sustancia llamada interferones, sustancias naturales derivadas de los leucocitos, que el cuerpo reproduce cuándo se defiende de ciertos factores externos como virus o toxinas.

  4. Radioterapia: Usan una radiación de alta intensidad para aplicarla sobre las células malignas y destruirlas, es un método poco utilizado a menos que se esté en presencia de metástasis de huesos o cerebro.

Tratamiento para un lunar maligno

Como es de esperarse un lunar común no necesita tratamiento, solo aquellos que tienen indicios de convertir en melanomas deben ser tratados lo más pronto posible. El tratamiento de un lunar maligno se limita a su extirpación por medio de cirugía, es decir, el médico hará una incisión alrededor del lunar y lo sacará de raíz para evitar que el carcinoma se expanda por tu piel.

Un lunar extirpado puede volver a formarse, lo que indica que algunas células cancerosas han quedado en el lugar. En estos casos es necesario que visites al médico de manera inmediata para que proceda a extirpar lo restante del melanoma.

Recuerda visitar a tu médico de manera frecuente si eres una persona con piel muy blanca o con abundancia de lunares, la consulta preventiva es la clave para evitar la formación de lunares malignos.

Medidas preventivas

  1. Aplique protector solar antes de exponerse al sol.

  2. Evitar tomar el sol en las horas de mayor intensidad, por ejemplo entre las 12 a 15 horas.

  3. Proteja a los niños. Los niños deben estar aún más protegidos ya que cualquier lesión de quemaduras puede afectarlo en su edad adulta ya que un gran porcentaje de adultos afectados refieren una exposición extrema al sol, cuando eran niños.

  4. No se descuide. En climas con mucha nubosidad o donde hace frio, algunas personas pueden creer que no les afecta los rayos UV y aunque no estés acalorado, éstos rayos están presentes, por lo que debe protegerse siempre que realice actividades al aire libre.

  5. Evite broncearse en cámaras UVA.

Lunar aparentemente maligno

Recuerda que es información no es oficial y lo mejor siempre será visitar a un profesional especialista y titulado.