Cómo saber si tienes CONJUNTIVITIS

Muchas veces desconocemos este tipo de afección física hasta que, empezamos a sentir alguna molestia en nuestros ojos, y éstos comienzan a ponerse un tanto rojos, allí nos preocupamos un poco y empezamos a indagar sobre las posibles causas de dicha molestia.

Una de las razones por la cual nuestros ojos se ven afectados, es cuándo presentamos conjuntivitis, que no es más que la inflamación de nuestra conjuntiva, conocida popularmente como la parte blanca del globo ocular, ésta inflamación va acompañada de enrojecimiento y ardor.

Ojos con conjuntivis

Aunque al principio puede parecernos algo grave, ésta afección es más común de lo que podemos pensar, ya que su origen puede ser viral, ocasionado por bacterias y hasta por ciertos alergénicos a los que podemos estar expuestos.

Síntomas de la conjuntivitis

Los síntomas de la conjuntivitis son muy molestos, empieza con la sensación de que algún cuerpo extraño entró a nuestros ojos, ya que podemos sentir como arenilla dentro de ellos, y al parpadear se incrementa esta molestia porque sentimos como que si el párpado raspara nuestro ojo.

Luego de sentir la primera molestia, empezamos a lagrimear con mayor frecuencia y el ojo empieza a tornarse rojo y el ardor muchas veces es insoportable.

Otra característica de ésta afectación ocular es que se presenta una fotosensibilidad extrema, y nos cuesta salir a la luz sin que ésta nos moleste para abrir los ojos.

Si la conjuntivitis es ocasionada por una bacteria, el ojo empezara a segregar una sustancia amarillenta o de color verde, y por lo general, en las mañanas al levantarte podrás notar que tienes las pestañas pegadas y se te dificultará separar los párpados, por lo que tendrás que lavarte la cara para quitar este tipo de mucosidad y abrir los ojos.

Conjuntivitis Causas

Las causas más comunes de la conjuntivitis son algunos virus, bacterias o alergénicos que podemos encontrar en el ambiente y que pueden afectar nuestros ojos.

Adicionalmente, a las causas mencionadas anteriormente podemos nombrar algunas sustancias químicas que accidentalmente pueden llegar a nuestros ojos, el uso de lentes de contacto sin la higiene adecuada o el uso recomendado, cuerpos extraños que pueden llegar a nuestros ojos, vapores químicos, polvos, algunas ambas o parásitos que aunque no son las causas más comunes se tendrían que descartar.

Por lo general un oftalmólogo realizará un diagnóstico que le permita recomendar el mejor de los tratamientos según el origen de la conjuntivitis que en algún momento podamos padecer.

¿Qué tipos de conjuntivitis existen?

Existen varios tipos de conjuntivitis y suelen estar clasificadas según su origen, aunque los síntomas son muy parecidos, los tipos más comunes son:

Conjuntivitis viral

Como su nombre lo indica, es causada por ciertos virus, suele ser muy contagiosa por lo que generalmente es de fácil propagación en la casa y en la escuela, si no se cumple un protocolo que prevenga la diseminación de dicho virus, el causante más común es el adenovirus.

Conjuntivitis bacteriana

Puede ser provocada por diferentes bacterias, entre ellas se encuentran: la Staphylococcus aureus, Haemophilus influenzae, Moraxella catarhalis, Streptococcus pneumoniae y, menos frecuentemente, Neisseria gonorrhoeae y Chlamydia trachomatis.

Este tipo de conjuntivitis es más frecuente en niños que en adultos y suele aparecer en los meses de diciembre a abril, por condiciones ambientales y supone que es una de las causantes de reposos y ausencias escolares.

Conjuntivitis alérgica

Ésta conjuntivitis es consecuencia de alergias que puede presentar cualquier persona y que lamentablemente le ocasiona mucho lagrimeo y ardor en los ojos, lo que en muchos casos hace que se den las condiciones necesarias para contagiarse de conjuntivitis. Éste tipo se presenta, en épocas donde hay mucha humedad o floración de algunas especies y por eso suelen ser cíclicas.

Conjuntivitis duración

Por lo general, esta afectación no es de larga duración, por lo general una o dos semanas bastará para recuperar la normalidad de sus ojos, pero todo dependerá del pronto diagnóstico y del tratamiento que se aplique.

En este sentido podríamos conocer personas que por no seguir las medidas de higiene y tratamiento necesario, la inflamación de la conjuntiva está presente durante mucho más tiempo y hasta puede llegarse a complicarse muy probablemente si se trata de conjuntivitis provocadas por virus o bacterias.

Las conjuntivitis que más suelen durar son las de tipo viral, pero como te indicamos, siguiendo el tratamiento adecuado ya en 7 días puedes estar completamente libre de ésta afectación.

En el caso de las conjuntivitis alérgicas es importante determinar a qué componente alergénico estamos expuestos y evitar estar en contacto con él, para no recaer.

Las conjuntivitis de tipo bacteria necesitaran algún tipo de antibiótico y es importante seguir las instrucciones de tu oftalmólogo y completar el tratamiento en los días indicados.

Como es el Tratamiento para Conjuntivitis

Muchas veces la conjuntivitis no necesita tratamiento especializado, muchas personas que la han sufrido mantienen una buena higiene en sus ojos y colocan compresas frías, lo cual refresca bastantes y a veces se ayudan con el uso de lágrimas artificiales.

Es importante tener máximo cuidado si utilizas lentes de contacto, porque mientras las molestias pasan es recomendable que dejes de utilizarlos y los sustituyas por lentes de montura. Existen casos que si es necesario acudir a nuestro especialista, si te duelen mucho los ojos o tienes visión borrosa, además si observas que al pasar las horas la conjuntiva se pone aún más roja, no esperes más y consulta al médico.

❯❯❯ Si el oftalmólogo determina que la conjuntivitis es viral, te mandará a usar las gotas artificiales para refrescar y las comprensas frías, además te indicará algunas medidas que debes seguir de higiene para que el proceso infeccioso termine lo más rápido posible.

❯❯❯ Ahora, si determinan que es ocasionada por alguna bacteria, lo más recomendado que te indicarán será el uso de antibióticos específicos para dicha infección.

Si la conjuntivitis que presentas es de tipo alérgica, lo importante es determinar que alergénico te la está provocando, alejarte de él y usar según indicaciones médicas algunas gotas que mejoren la alergia y en algunos casos algunos comprimidos que puedas tomar.

Lo importante es seguir el tratamiento, extremar el lavado de manos, no compartir maquillaje, lentes ni toallas, y evitar que cualquier objeto o sustancia irritante entre en contacto con nuestros ojos.

NOTA: Recuerda que esta información no es oficial y nuestra recomendación es derivarte a un profesional de la salud.