Cómo saber si tienes Almorranas

Existe una amplia variedad de hábitos que pueden llevarnos a padecer de las almorranas, por ejemplo una alimentación pobre de fibra puede desencadenar problemas de estreñimiento, y por tanto, presión en las venas del ano, ocasionando problemas con las hemorroides.

¿Sientes algunas molestias en la evacuación? ¿Picazón o sangre en las heces? Esto pudiera ser un indicativo que tienes almorranas. Ahora bien, abordaremos este tema de forma resumida con la finalidad de que puedas detectar si tu padecimiento está relacionado con las hemorroides y qué puedes hacer aliviarlo.

mujer con almorranas

¿Por qué salen las almorranas?

Las almorranas son venas dilatadas en la zona del ano que debido a la presión se inflaman provocando una serie de síntomas incómodos y molestos. En algunas ocasiones, solo se percibe de forma física y no se asocia con dolor.

Las causas más habituales que pueden provocar presión y al mismo tiempo la aparición de hemorroides son las siguientes:

  • Dieta baja en fibras. Al contar con una alimentación carente de fibra se puede desarrollar estreñimiento. Esto puede causar presión al defecar ocasionando que las venas se dilaten.
  • Embarazo. Durante la gestación hay un cambio en el peso del cuerpo y mayor presión pélvica.
  • Exceso de peso. El aumento del peso abdominal, el sedentarismo, puede ocasionar un mal funcionamiento del intestino, lo que puede desencadenar este padecimiento.
  • Sexo anal. Tener relaciones sexuales de forma anal puede hacer que exista una presión excesiva en el ano, de modo que, se abulta y ocasiona hemorroides.

Desde luego, hay otros factores que pueden incidir en este padecimiento. Sin embargo, a nivel general podemos destacar que las almorranas se dan debido a presión en la zona anal.

¿Cuáles son los síntomas de almorranas?

Las almorranas pueden ocasionar algunos síntomas en su etapa inicial, si estás atento a ellas podrás combatir esta dolencia antes de que empeoren. Te indicaremos los síntomas más habituales.

  • Sangrado en el ano. Puede tratarse de un sangrado leve y sin dolor después de evacuar, siendo visible en el papel higiénico o incluso en las heces.
  • Picor en el ano. Este picor puede ser muy incómodo, claro sabemos que hay varios factores que pueden desencadenar prurito, pero si va acompañado de algunas de los síntomas expuestos, puede ser indicativo de hemorroides.
  • Prolapso. Las hemorroides pueden salirse de su zona. En las primeras ocasiones puede presentarse sin dolor, aunque suele ser molesto y vergonzoso. Solo basta con presionar levemente para que se reintroduzcan.
  • Secreción. Es posible que se presente una secreción blanca que ensucie la ropa interior. Este síntoma se da cuando las almorranas no se han hecho externas.
  • Dolor. Este es uno de los síntomas menos frecuentes, sin embargo puede presentarse tras evacuar o sentarse. Es común en hemorroides externas.
  • Protuberancia. Cuando las hemorroides se han vuelto externas, es posible palpar una pequeña protuberancia en el que se puede desarrollar una fisura anal que causa ardor o dolor al evacuar.

¿Cómo saber si tengo hemorroides en el embarazo?

De acuerdo algunos estudios estadísticos se estima que el 40% de las mujeres españolas embarazadas sufren de almorranas. Esta afección puede darse particularmente en la última etapa del embarazo.

Durante el último trimestre se pueden presentar problemas de circulación, aunado con estreñimiento lo que puede ocasionar que las almohadillas anales se inflamen.

Si tienes problemas con las varices, y al defecar has notado sangre sin dolor puede tratarse de hemorroides internas. En ese caso, es necesario tomar suficiente líquido pues quizás, las heces muy secas o duras más la presión pélvica y una mala circulación están ocasionando este malestar.

Desde luego, la idea es que las almorranas no empeoren volviéndose externas, pues en ocasiones pueden ser dolorosas. Claro está, si estás presentando estos síntomas y no tienes estreñimiento, entonces consulta con tu médico para verificar si se trata de las almorranas o si es otra cosa.

¿Cómo para prevenir las hemorroides durante el embarazo?

Con la gran cantidad de mujeres que sufren esta patología durante la gestación es natural que estés interesada en saber cómo prevenir las hemorroides. Pues bien, en realidad es uy fácil solo se requiere reducir las causas que ocasionan su aparición, por tanto, hemos reunido algunas de las recomendaciones de los expertos.

  • Consume líquido. Consumir líquidos puede contribuir ablandar las heces, esto permite que la presión al defecar sea menor. Al mismo tiempo, reduce el tiempo en el inodoro.
  • Alimentos con fibra. Debes procurar visitar el baño a diario, para ello los nutricionistas recomiendan una dieta rica en fibra, consume frutas y verduras que ayuden a regular el tránsito intestinal.
  • Evita el sexo anal. Aunque algunas personas consideran que el uso de lubricantes puede evitar la aparición de hemorroides, la verdad es que esta cavidad es muy pequeña y la presión que se ejerce ocasiona fisuras en el ano, por tanto, es mejor evitar esta práctica durante el embarazo.
  • Duerme de lado. Procura dormir de lado, evitar estar mucho tiempo sentada o parada para evitar presión en el área del ano o dificultar la circulación.

Cómo desinflamar las hemorroides externas rápidamente

Cuando las hemorroides se hacen externas son muy molestas y pueden ocasionar dolor o ardor, claro, son más fáciles de detectar. Por fortuna existen tratamientos farmacéuticos o incluso caseros que pueden aliviarte. Aquí te presentamos algunas recomendaciones para desinflamar las hemorroides.

Baños de asiento

Realizar baños de agua tibia con infusiones de plantas naturales como ciprés, vid rojas, manzanillas, entre otras, puede traer alivio de inmediato. Esto se debe a que estas plantas contienen propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Se recomienda hacerlo entre 15 a 20 minutos.

No uses papel

Cuando se siente el bulto en el ano la zona se vuelve muy sensible, por eso, en vez de usar papel higiénico después de las evacuaciones, utiliza agua con jabón que no irrite o toallitas húmedas sin alcohol, ya que son más suaves. La idea es que evites tocar de forma brusca la protuberancia que sientes en la zona anal.

Aplica hielo

El hielo puede aliviar la picazón e incluso el ardor, claro, debes usarlo envuelto en tela y colocarlo en la zona a fin de aliviar estos síntomas. Las temperaturas bajas provocan contracción y vasoconstricción lo que baja la inflamación.

Medicamentos

Si sientes dolor puedes aliviar esto con medicamentos como el Paracetamol e Ibuprofeno. También puedes encontrar en las farmacias cremas que pueden ayudarte a desinflamar la zona. Si sigues un tratamiento de farmacia puedes librarte de las molestias asociadas a las almorranas externas en dos o tres días.

Después, procura evitar el consumo de comidas con picantes y sigue las recomendaciones que hemos expuesto en este post para prevenir las hemorroides.

Compartir Artículo
Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.