▷ Como saber si tengo una Neurona de Morton 【Todo sobre ello】

Cómo saber si tengo un neuroma de Morton

El neuroma de Morton es una afección que llega a muchas personas de todas las edades. Esta produce un dolor muy agudo en la zona del metatarso, y se da con más frecuencia entre el tercero y cuarto dedo del pie.

A continuación, te comentaremos más acerca de esta condición.

¿De qué se trata este neuroma?

El neuroma de Morton implica un adelgazamiento del tejido, ubicado en la zona de uno de los nervios conductores de los dedos del pie. Esto causa dolor y sensación de ardor en el metatarso, similar al que se produce al pisar una piedra o un objeto punzante.

Esta afección está ligada al uso de calzados inadecuados, en general con tacos. Muchas de las personas que padecían de esto lograron alivio al cambiar el calzado. A veces es necesario aplicar inyecciones de corticoesteroides o realizar una cirugía.

Síntomas de esta afección

  • Dolor agudo y punzante, en la región anterior del pie (zona metatarsiana y dedos).
  • Sensación de ardor.
  • Adormecimiento de los dedos.
  • Hormigueo entre el tercer y cuarto dedo del pie, incluso calambres.
  • El dolor que empeora con el tiempo.

Este dolor se incrementa mientras se camina, o con cualquier presión ejercida sobre la zona, como puede ser ponerse un calzado o apoyar la planta del pie en otro lado. Disminuye al poner el pie en reposo.

a su vez, las personas que sufren de esto sienten alivio con el reposo, masajes, o el apoyo del pie en una superficie fría.

Diagnóstico

Si un especialista ve esta serie de síntomas, le será fácil realizar un diagnóstico adecuado. Para confirmar la presencia de este neuroma el médico usará diferentes métodos.

En principio ejercerá presión sobre la zona afectada en busca de dolor. Esta maniobra de compresión entre los metatarsos del pie muchas veces produce un pequeño ruido en la zona del neuroma.

También se puede provocar presión de forma transversal (comprimiendo los metatarsos entre ellos) conocido esto como test de Mulder.

Saliendo de las pruebas de diagnóstico manuales, el análisis de las imágenes son el método definitivo.

Las más utilizadas para esto son las radiografías. Se analizan las plantas de los pies para valorar la longitud de metatarsos, detectar deformidades y callos de hueso. A su vez sirve para detectar artritis y descartar cualquier anomalía coincidente con la sintomatología de un neuroma de Morton.

La otra forma detectar esto es a través de resonancias magnéticas y ecografías. Con estas herramientas se obtienen mejores resultados para el estudio del tejido blando y su posterior tratamiento.

Motivos que producen el neuroma

Entre los factores que contribuyen a la aparición de esto se incluyen:

  • Calzado inadecuado. Usar zapatos de tacos altos o ajustados o con un calce deficiente puede ocasionar una presión dañina sobre la planta del pie.
  • Determinados deportes. Participar en actividades atléticas de alto impacto como trotar o correr puede someter tus pies a una lesión repetitiva.
  • Deformidades del pie. Las personas que tienen juanetes, dedo martillo o pie plano, tienen mayor riesgo de desarrollar neuroma de Morton.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.