¿Cómo saber si tengo una fuga de agua en casa?

Descubre algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de localizar un escape de agua

Por lo general, la mayoría de las fugas de agua que se producen en los hogares no son fáciles de detectar, ya que encontrar su origen puede convertirse en una misión imposible. En estos casos, lo más aconsejable es cerrar la llave del agua y contactar con una empresa profesional de fontanería. Hace años era mucho más complicado encontrarlas, sin embargo, la situación ha cambiado por completo gracias a Internet.

Y es que actualmente, muchos fontaneros profesionales tienen Sitio Web, de modo que las personas pueden contratar sus servicios en cuestión de minutos, ya sea para solucionar un escape de agua o para desatascar una tubería. Aunque la ayuda de estos profesionales es totalmente necesaria, lo cierto es que los propietarios de las viviendas pueden evitar males mayores si detectan las fugas de agua a tiempo.

Obviamente, no todos los escapes de agua son iguales, puesto que el origen tiene mucho que ver en la gravedad de la avería. Habitualmente, las fugas de agua de los hogares se suelen producir en el baño, en la cocina y en el jardín, aunque en ciertas ocasiones, la avería puede proceder de la piscina. Por lo tanto, para poder detectar un escape de agua es necesario fijarse en una serie de aspectos muy concretos.

Consejos para localizar una fuga de agua en la vivienda

Sin ninguna duda, los escapes de agua son un problema doméstico bastante común, que suele afectar tanto a los hogares antiguos como a los más nuevos. Y es que una fuga de agua puede aparecer en cualquier momento, de manera que es importante saber detectarlas. Por ello, a continuación vamos a comentar algunas de las formas más eficaces de localizar un escape de agua en casa.

Examinar el retrete

Como ya se ha comentado, una de las estancias del hogar donde suelen aparecen las fugas de agua es el baño, y más concretamente, en uno de sus elementos clave: el retrete. Para detectar una posible avería en el retrete, las personas deben quitar la tapa del tanque y escuchar el sonido que desprende. Si notan un ruido seseante, lo más probable es que el origen del escape de agua esté en este elemento del baño.

Comprobar la alcachofa de la ducha

En relación con el apartado anterior, también es fundamental fijarse en la alcachofa de la ducha, puesto que este utensilio es otro foco de posibles fugas de agua. Si las personas detectan un goteo incesante en este elemento del baño, lo más adecuado es cambiarlo por otro nuevo. En caso de que se siga produciendo el goteo tras el cambio, las personas deben llamar a un fontanero profesional para solucionar la avería.

Revisar los grifos de la cocina

Otra de las estancias de la vivienda donde puede aparecer un escape de agua es la cocina, debido a que cuenta con muchos puntos de acceso a la red general. Con el paso del tiempo, la mayor parte de los grifos suelen tener pérdidas de agua, por lo que es fundamental revisarlos de vez en cuando. Además, si la cocina tiene un lavavajillas, también es recomendable comprobar que funciona correctamente.

Observar los suelos y las paredes

Aunque suelen pasar desapercibidos, la realidad es que muchas fugas de agua se pueden detectar a través de los suelos y las paredes. Es decir, si aparece algún tipo de abultamiento en el suelo, lo más probable es que una tubería esté perdiendo agua. Por otra parte, las paredes que presentan zonas húmedas son otra señal inequívoca de escape de agua en casa.

Inspeccionar la manguera del jardín

Las personas que tienen un jardín en casa deben tener mucho cuidado, sobre todo, en lo que se refiere al mantenimiento de las mangueras. Y es que en muchas ocasiones, los grifos del jardín no cierran de forma correcta, algo que provoca una importante pérdida de agua. Para no tener este tipo de problema, lo más aconsejable es comprobar la manguera del jardín después de cada uso.

Aumento de las facturas del agua

Por último, otra buena forma de detectar una fuga de agua en casa es analizando las facturas, puesto que los incrementos injustificables en el consumo son sinónimo de ello. Para confirmar este primer indicio de filtración, las personas deben cerrar todas las llaves de paso durante un par horas. Si al realizar esta acción, el contador de agua no deja de subir, llega el momento de contactar con una empresa de fontanería.

Compartir Artículo
Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.