Cómo saber si tengo Peyronie

La enfermedad de peyronie es un padecimiento que afecta al 1% de los hombres de edad media. Esta afección es una induración plástica de una zona del pene, resultado de la acumulación de tejido cicatricial. La peyronie hace que el pene se curve y que la erección se vuelva muy dolorosa.

Dolor por Peyronie

Si estas presentando alguno de estos síntomas, debes acudir a un médico de forma inmediata, así se podrá diagnosticar o descartar esta enfermedad. Hoy día las personas tienen a su alcance información amplia sobre esta afección. A continuación, veras de que trata este padecimiento y cuáles son los tratamientos.

Qué es la enfermedad de peyronie

La enfermedad de peyronie crea de forma gradual una banda fibrosa en la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos del pene. No se sabe con exactitud el origen de esta afección, pero se cree que su aparición está relacionada a factores hereditarios y lesiones antiguas.

Todo proceso de curación se crea tejido cicatricial, pero en el caso de la peyronie este tejido crece de manera desorganizada desarrollando un nódulo. Dicho nódulo impide el estiramiento total del pene durante la erección, curvándolo en dirección a la cicatriz.

Esta afección puede aparecer en hombres de cualquier edad, pero generalmente afecta a hombres con una edad comprendida entre los 50 a 60 años. La aparición de esta enfermedad en hombres jóvenes es poco frecuente, pero si la curvatura aparece a edad temprana es muy probable que se trate de una incurvacion congénita del pene.

Síndrome de peyronie síntomas

Es muy importante conocer los síntomas de la peyronie, pues esto te ayudara a saber si estas padeciendo de esta enfermedad o no. Los síntomas que caracterizan a esta afección son los siguientes:

  • Aparición de tejido cicatricial palpable.
  • Curvacion del pene en estado eréctil (la curvatura se direcciona hacia donde está el nódulo).
  • Dolor agudo durante la erección.
  • Reducción del tamaño del pene.
  • Impotencia sexual.
  • Disfunción eréctil.
  • Depresión.
  • En casos graves causa insensibilidad del glande.

Debes tener presente que esta enfermedad es progresiva. Si no es atendida a tiempo puede ocasionar más dolor e incurvación. Lo que podría hacer difícil o incluso imposible la penetración en el acto sexual.

A consecuencia de esta enfermedad la mayoría de los hombres que presentan estos síntomas tienen problemas de autoestima, ansiedad, depresión e irritabilidad.

Tratamiento de la enfermedad peyronie

La enfermedad de peyronie no tiene cura, pero si existen tratamientos que ayudan a enderezar la curvatura y reducir el dolor. El empleo de cada tratamiento dependerá de la gravedad del padecimiento, es decir, si esta se encuentra en fase aguda o crónica.

❯❯❯ Peyronie en fase aguda

Esta fase se ubica al inicio de la enfermedad. Se caracteriza por una leve curvatura del pene y una sensación dolorosa. La fase aguda de la peyronie puede durar 1 mes o hasta 1 año.

En esta fase no se recomienda cirugía, debido que la enfermedad está en pleno desarrollo. Las terapias médicas y las inyecciones son una alternativa muy eficaz para tratar este padecimiento. Los fármacos más empleados en esta fase son tamoxifeno, pentoxifilina y la vitamina E.

Las ondas de choque también han resultado un método eficaz para corregir esta afección. Este tratamiento consiste en el rompimiento del tejido cicatricial empleando ondas sonoras. En esta se utiliza un aparato especial que aplica las ondas de forma directa sobre la zona afectada.

Otra técnica empleada para tratar la peyronie en su fase aguda es la tracción. Esta consiste en el estiramiento del pene con ayuda de un dispositivo mecánico. Este tratamiento mejora la longitud del pene y reduce la extensión de la curvatura.

❯❯❯ Peyronie en fase crónica

Esta fase inicia a los 12 meses de presentarse el primer síntoma. Aunque en esta fase el dolor aparece solo durante la erección, y la deformidad del pene es mucho más grave. Por lo general no se recomiendan tratamientos orales durante esta fase, debido que no se ha demostrado su eficacia en esta etapa.

Si la deformidad causada por la peyronie es severa, es posible que el medico recomiende una cirugía. Dicha cirugía tiene como objetivo enderezar el pene, por eso no se emplea sobre el tejido fibroso de forma directa.

La cirugía se realiza cuando la curvatura del pene deja de aumentar, de esta manera no será necesario repetir la operación. Los tratamientos quirúrgicos más empleados para esta afección son los siguientes:

  • Plicatura:

Esta técnica consiste en el corte y sutura del lado más largo del pene (lado sin tejido cicatricial). De esa forma, al volver a unir las partes correspondientes, la curvatura desaparecerá. Las técnicas empleadas al momento de realizar la plicatura son variables.

  • Incisión e injerto:

En esta el cirujano realiza varios cortes al tejido cicatricial para favorecer el estiramiento y enderezamiento del pene. También es posible que durante la cirugía se extirpe parte de dicho tejido. Toda la zona intervenida se cubre con tejido sano (injerto) para recubrir el orifico. Esta técnica no produce acortamiento del pene.

  • Implantes penianos:

Estos implantes son colocados dentro del cuerpo cavernoso del pene. Los implantes penianos tienen la capacidad de doblarse hacia arriba y hacia abajo, para así favorecer la penetración en el acto sexual. De ser necesario se aplica una corrección de curvatura antes de colocar el implante.

Recomendaciones si crees que tienes peyronie

Para muchos hombres recibir el diagnóstico de la enfermedad de peyronie es motivo de preocupación, tanto que algunos se ven afectados psicológicamente. Pero se debe tener presente que, aunque este padecimiento causa una curvatura que afecta las relaciones sexuales, esta puede ser corregida mediante técnicas quirúrgicas muy efectivas.

Algunas personas recomiendan el uso de tratamientos naturales o caseros para curar esta enfermedad, pero no se ha comprobado científicamente la eficacia de dichos tratamientos. Por lo tanto, no es aconsejable emplear métodos que puedan empeorar la afección.

Si notas algún síntoma que puede indicarte que padeces de la enfermedad de peyronie, debes acudir a un médico (urólogo) lo antes posible. Pues los tratamientos son más efectivos cuando se aplican en la primera fase de la enfermedad. También debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Conversa con tu pareja y explícale como afecta la peyronie tu capacidad de tener relaciones sexuales. Cuéntale con sinceridad cómo te sientes respecto a la apariencia de tu pene.
  • Busca ayuda psicológica especializada en asuntos familiares o sexuales, así podrás sobrellevar la depresión, la irritabilidad o cualquier otra afección psicológica que puedas presentar.
  • Trata de mantener una actitud positiva durante el tratamiento. Esto es esencial para una buena recuperación.

NOTA: Esta información no es oficial, la recomendación de comosaber.blog siempre será que visites a un especialista de la salud para estos temas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.