¿Cómo saber si soy Intolerante a la Lactosa?

En todo producto derivado de la leche encontramos la lactosa. Este es un tipo azúcar que encontramos en cualquier producto lácteo, y para digerirla nuestro cuerpo necesita producir a buena cantidad de una enzima llamada lactasa.

Si esta enzima no está en la cantidad que el cuerpo necesita, seremos intolerantes a la leche y todo producto que se derive de ella, tales como el queso, el suero, la nata, entre otros. Ahora bien, ¿cuáles son los síntomas para saber si somos intolerantes a la lactosa? Esto lo veremos a continuación.

Chica intolerante a la lactosa

¿Cuáles son los síntomas para saber si soy Intolerante a la Lactosa?

Los síntomas son señales que te alertan de que hay algo que has comido te afectó. Por citar un caso, si comiste algún alimento con lactosa, en un lapso de 30 minutos a 2 horas el cuerpo reacciona, pues al haber iniciado la digestión, el colon se activa llegando a sentir malestares desagradables.

A continuación, conocerás los síntomas más comunes.

  • Gases
  • Cólicos
  • El abdomen distendido o lo que es lo mismo abdomen inflamado
  • Nauseas
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Evacuaciones explosivas
  • Flatulencias
  • Astenia
  • Dolor de cabeza
  • Dolor articular y muscular

¿Cómo saber si soy Intolerante a la Lactosa o al gluten?

Chico intolerante a la lactosa y gluten

Para saber si somos intolerantes a la lactosa o al gluten es fundamental conocer de dónde provienen cada uno de ellos, qué alimentos contienen gluten o lactosa y qué efecto causa en el organismo. De esta manera, podrás determinar si eres intolerante. ¡Veamos!

¿Soy Intolerante a la Lactosa?

La lactosa es una azúcar que está en la leche de los mamíferos. Por eso, si consumes algún producto derivado de la leche, debes observar si luego de media hora tienes algún síntoma como hinchazón abdominal, muchos gases, cólicos y diarrea. De esa forma te darás cuenta de que tienes cierto grado de intolerancia a esa enzima.

Ahora bien, ¿qué pasa en el organismo si eres intolerante a la lactosa? Principalmente al consumir estos tipos de alimentos, tu cuerpo no reacciona para producir en el intestino la enzima llamada lactasa, o puede ser también que la producción sea escasa y al ingerir gran cantidad de lácteos el intestino no las pueda procesar.

En este momento es que podemos determinar que eres intolerante a la lactosa. Esta condición no pone tu vida en riesgo, pero puedes controlar los síntomas evitando este tipo de alimentos de tu dieta.

¿Soy Intolerante al gluten?

El gluten es una proteína que existe en las harinas, así como en muchos cereales como la cebada, la avena, la harina de trigo entre otros. Cuando somos intolerantes al gluten, esta anomalía puede darnos como resultado una enfermedad llamada celiaquía o celíaca, la cual es muy delicada. Si no estamos al pendiente, nuestra vida puede estar en riesgo, porque es una afección autoinmune.

Cuando un paciente con intolerancia al gluten consume algún tipo de alimento que lo contenga, esta proteína causa una herida a las paredes del intestino delgado, eliminando la capacidad de absorción de los nutrientes que se absorbe de manera normal. Este proceso se hace a través de la mucosa intestinal.

Cuando el gluten entra en contacto con esta mucosa, limita la vellosidad típica presente en los intestinos y evita que haga el trabajo de separar los nutrientes de los desechos. Como esta función no se cumple, el organismo produce síntomas como la diarrea junto a todo lo que implica la falta de nutrientes como dolor abdominal constante, anemia ferropénica, colon irritable y las persistentes infecciones. En casos extremos fatiga y pérdida de peso.

Te recomendamos que sí tienes algunos de los síntomas que hemos mencionado, así sea de la intolerancia a la lactosa o al gluten visites al médico. Con un examen más específico obtendrás un buen diagnóstico y el tratamiento adecuado para conservar una mejor calidad de vida.

Test para saber si soy Intolerante a la Lactosa

En la actualidad existen 3 tipos de pruebas para saber si eres intolerante a la lactosa. La prueba más común es la de hidrógeno en el aliento. El motivo de esta prueba es que la lactosa al tener contacto con varias bacterias típicas de la flora bacteriana, crea en forma gaseosa hidrógeno y este se libera por el aliento.

¿En qué consiste la prueba de hidrógeno en el aliento?

A continuación, explicaremos un poco el proceso del cual consiste el test de hidrógeno:

  1. Vas a ingerir un líquido a base de lactosa. Su función es aumentar la descomposición en el intestino para así producir hidrógeno.
  2. Debes esperar el tiempo determinado en que ese líquido haga el efecto en el intestino para proceder a la toma de la muestra de tu aliento.
  3. Cuando se te indique, vas a exhalar o soplar en un recipiente especial para ello.
  4. Esta muestra será escaneada por un sensor especial para determinar si existes más hidrógeno del que normalmente existe en el cuerpo.

Cabe resaltar que esta es una de las pruebas más sencillas y específicas, porque detecta la raíz de la afección.

¿En qué consiste la prueba en sangre?

La prueba en sangre también te puede ayudar a ver si en cierto modo eres intolerante a la lactosa. El cambio en la sangre debería aumentar tras consumir algún producto que contenga lactosa, para determinar si el intestino está funcionando de manera correcta.

El test de sangre es ejecutado de la siguiente forma:

  • En tu laboratorio de confianza, el profesional se encargará de tomar una vía endovenosa para extraer la muestra de sangre necesaria.
  • Con esa muestra, se observa el nivel de glucosa en la sangre.
  • Luego de consumir algún lácteo, se procede a realizar otra muestra de sangre.
  • Con los dos resultados se realiza una comparación para ver si existe alguna variación o si permanece igual. Si las células al procesar la lactosa, sucede que la cantidad de glucosa en sangre aumenta, entonces se puede concluir que se es intolerante.

¿En qué consiste la prueba en las heces?

La prueba en las heces se realiza para ver si hay resto de lactosa en la muestra. Además, se verifica si el pH es alto, puesto que el aumento de bacterias por descomposición de lactosa baja el pH y las heces tienden a ser más ácidas. Con solo llevar la muestra al laboratorio de tu preferencia, puedes obtener los resultados de este test.

Te sugerimos que consultes con especialistas para que tengas un diagnóstico veraz y al mismo tiempo te indiquen la prueba que sea necesaria y los tratamientos acertados según el caso de cada paciente.

Nota Lega: La información expuesta es meramente informativa (y no oficial), por favor, dirígete a un especialista profesional para todo lo referente a tu salud.

Compartir Artículo
Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.