Cómo saber si mi Hipoteca tiene Cláusula Suelo

No es de uso común muchos términos económicos y financieros, pero a medida que establecemos compromisos con entidades financieras, gracias a la solicitud préstamos que podamos realizar o en el caso de tener alguna hipoteca, es esencial que conozcamos por lo menos lo mínimo necesario de términos como intereses o clausulas suelo entre otras, que al desconocerlos nos podrían timar, en algo tan delicado e importante para toda la familia como lo es una inversión en su vivienda, el cuál pasará a ser el bien más preciado por todos.

Una cláusula suelo, no es más, dicho en palabras entendibles para todos, es el interés mínimo al que un préstamo estará condicionado. Es por ello si usted tiene una hipoteca a interés fijo y constante en el tiempo, no se debe preocupar por ello, en cambio si su hipoteca tiene esta cláusula, aunque el tipo de cambio Euribor baje, usted estará condicionado a pagar ese interés como mínimo y quizá ni se haya dado cuenta.

Para salir de dudas lo principal es buscar la escritura del préstamo, por favor no confundir con la escritura de la compra venta. En el documento de escritura del préstamo, por lo general, no aparece escrita fielmente la frase “cláusula suelo”, esta es cambiada por frases como: Tipo de interés mínimo, horquilla de interés, limites a la variabilidad, limitaciones a la baja del tipo de interés, o cualquier otra frase que la entidad pueda utilizar para indicar que el interés no puede estar por debajo de “X” porcentaje.

¿Qué es la cláusula de suelo?

Una cláusula suelo tiene mucha conexión con el préstamo de hipotecas, la adquisición de una vivienda a través de la hipoteca a un interés variable. En este contexto una cláusula suelo es un tipo de interés que asignan las entidades financieras en el momento en el que una persona solicita una hipoteca.

Esta cláusula en forma de contrato, es de carácter legal, y se aplican en las cuotas un límite mínimo de interés, independientemente si el tipo de interés en la cuota varié.

Es interesante saber que estos topes o límites tienen origen en el Euríbor.

El Euríbor es el índice que expresa y señala la tasación de un gran porcentaje de las hipotecas de tipo variable. Las hipotecas que están bajo los intereses que solicitan los bancos son la suma del Euribor y un porcentaje que asigna la misma entidad financiera, el cual es revisado anualmente.

Como este índice es fluctuante en forma periódica, la mayoría de las entidades bancarias concretaron con los usuarios unos límites que aseguraran un cobro mínimo que se ajustará a esas variantes.

¿Cómo saber si tengo clausula suelo?

La mejor forma de conocer si tienes cláusula suelo, es leer e interpretar todos los párrafos del contrato del préstamo para buscar las palabras claves que puedan indicar que éste tiene un porcentaje mínimo de interés que cancelar, así la situación del mercado cambie, esto quiere decir, que pase lo que pase, tienes una cláusula que define y establece que deberás cancelar mínimo el porcentaje que se indique como interés en el contrato del préstamo.

Como saber si mi hipoteca está afectada por la cláusula suelo

Lo primero que hay que hacer para saber esto, es revisar la escritura del crédito hipotecario u observando el recibo mensual hipotecario. En el recibo se refleja si la entidad financiera cobra intereses en el periodo de liquidación.

Con los siguientes pasos podrás conocer si tu hipoteca tiene clausula suelo:

  1. Busca la escritura o contrato hipotecario con el banco.
  2. Lee el contrato completo enfocado en encontrar la cláusula, tal vez no la encuentres con su nombre (clausula suelo) por eso tendrás que leer con detenimiento.
  3. Debes buscar algo como: “Limites de aplicación a un interés variable”, “límites a la variabilidad”, “tipo de interés mínimo”, “el tipo de interés no podrá se mayor a “X” cantidad ni inferior a “Y” cantidad”, “túnel hipotecario”, y cosas semejantes.
  4. Normalmente las hipotecas tienen clausula suelo y además cláusula de techo, ¿cómo saber esto? por que se expresa así: el tipo de interés debe ser superior a “X” así como a “Y”, lo que corresponde a techo y suelo.
  5. También puedes leer los recibos que emite el banco cada mes, encontraras una oración como: “tipo de interés”. Sabrás que tienes una cláusula suelo si este monto supera el Euríbor más el diferencial.
  6. Si no logras conocer, a través de estos pasos, si posees una cláusula suelo dirígete al banco y solicitad que te indiquen si tienes o no está clausula.

¿Cómo saber si tengo clausula suelo la Bankia?

Si luego de revisar tu contrato de préstamo, y ubicar cualquiera de las frases que te hemos descrito puedan referirse a la cláusula suelo, y no te ha quedado claro si efectivamente tu hipoteca con Bankia está sujeta a este piso, puedes recurrir a buscar tus facturas y dirigirte a una agencia del Banco, donde estarán en la obligación de aclararte cualquier duda, lo que te beneficiará a la hora de reclamar el dinero que te han cobrado de más.

Algunas personas prefieren, asesorarse con abogados expertos en este tipo de reclamo, ya que al tratar muchos casos de este tipo pueden realizar todas las gestiones por nosotros, lo importante es saber que este tipo de cláusula no es legal y no puede ser disfrazada con otro tipo de términos, un asesor de Bankia podría explicarle a que se debe, si lo tuviera, el monto que usted ha venido cancelando año tras año y que pudiera ser por concepto de éstos intereses mínimos fijados a la hora de firmar el contrato.

De seguro si usted solicitó su crédito hipotecario antes del 2009, pueda ser víctima de este tipo de cláusula, es por ello que le aconsejamos que realice su investigación con los documentos que tiene a la mano y si aún queda duda consulte con profesionales en el área.

¿Cómo reclamar una cláusula suelo al banco?

La mejor manera de realizar el reclamo por una cláusula suelo es yendo directamente al banco y presentar un reclamo.

El banco ofrecerá dos posibles casos al usuario, una vez que haya recibido el reclamo, el primero será un cálculo con la cantidad a devolver y el segundo las razones o motivos por los que considera que no procede la reclamación.

En el primer caso, el cliente manifestará si está de acuerdo o no, en el caso de que sí acepte, la entidad bancaria hará una devolución con la cantidad de dinero correspondiente. En el caso que el banco no esté dispuesto a realizar el acuerdo ni la devolución, se llevara la situación por la vía judicial.

El banco regresará la cantidad de dinero que el usuario haya cancelado por la aplicación de la cláusula suelo. Ahora, el banco devolverá parte del dinero en efectivo y la otra parte la dejará como amortización por razón de diferencias de pago de capital por el mismo carácter del préstamo.

Para estos casos lo más recomendable es consultar con un abogado con experiencia en derecho bancario para que te asesore y asegure que no tengas ningún problema con el banco.