¿Cómo saber si mi Gata está Embarazada?

Cuando tu gata esté embarazada lo notarás gracias a los cambios en su cuerpo, comportamiento y alimentación. Recuerda que la gestación de una gata dura entre 63 y 67 días. Por lo tanto, los cambios que te comento son rápidos y muy claros.

Vamos a ver los más importantes para que puedas notarlo fácilmente.

Gata embarazada

¿Cuál es el comportamiento de una gata embarazada?

Al igual que en las personas, una gata embarazada puede tener síntomas como vómitos. Alimentos que ha comido normalmente, ahora los rechaza o bien parecen caerle mal y los devuelve. Puede tener una etapa de mayor sensibilidad a la comida.

A las dos semanas, aproximadamente, las mamas comienzan a crecer y se tornan más rojizas. Esto es porque se acelera el metabolismo y los pechos se desarrollan para producir la leche.

Comportamiento de una gata embarazada

Notarás un aumento del tamaño de su barriguita. Una gata preñada puede aumentar entre 1 y 2 kilos, según la camada que vaya a tener. De hecho, muestran un claro aumento de apetito.

Verás que está más cariñosa, apegada a ti, reclama tu presencia y mimos. Busca refugio y tranquilidad, seguramente un sitio tranquilo donde acomodarse posteriormente con sus crías.

¿Cómo saber si mi gata ha sido montada?

A través de señales muy claras podrás saber si tu gata ha sido montada. Cuando esto ha sucedido la gata se relame mucho sus genitales y se roza y restriega sobre el suelo porque siente dolor en la zona. Esto sucede porque el macho tiene espinas en el pene y al penetrar a la gata la lastima un poco.

¿Si mi gata está embarazada puede estar en celo?

Aunque resulte sorprendente una gata embarazada puede estar en celo. ¡Sí, como lo lees! Curiosamente, hasta 2 semanas después de haber sido fecundada, la gata puede volver a ser fecundada por más machos. De hecho, en una camada puede haber gatitos de varios padres.

Test de embarazo para gatas

Existen actualmente en el mercado ciertos test de embarazo para gatas que son muy efectivos. ¿Por qué nos interesa un test? Más que nada porque los primeros síntomas detectables comienzan a surgir a partir de las dos semanas. El veterinario puede hacer palpaciones y notarlo desde los 17 días de gestación.

Puedes confirmarlo antes con un test de respuesta rápida. Para eso, cambia las piedritas del orinal de tu gata y ponle unas no absorbentes. Retira un poco de orina para usar en el test.

Este tipo de diagnóstico rápido se basa en la detección de la Relaxina, hormona de embarazo que secreta la placenta. En un momento tendrás la respuesta.

¿Crees que es positivo? Ahora…

Las gatas tienen varias particularidades que se acentúan durante el embarazo. Su comportamiento es de mayor apego y búsqueda de atención, como un instinto maternal.

Acompañarlas y protegerlas en esos momentos es toda una aventura, que dura poco más de 2 meses. Piensa que las camadas son de varias crías. Comienza a moverte temprano para conseguirles familia. Seguro que crear una historia de todo el proceso, llamarles por su nombre y rescatar sus aventuras de crecimiento, te ayudará a encontrarles el mejor hogar.

¿Estás en esta situación? ¿Cómo sigue tu historia? Ahora te toca a ti ¡Me encantará leerte!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.