¿Cómo saber si mi bebé tiene cólicos o hambre?

Como saber si mi bebe tiene colicos

En los tres primeros meses de vida de un ser humano, hay ciertos síntomas muy comunes que toda madre debe conocer para que no le tome de sorpresa. Es el caso de los síntomas del cólico y el hambre de los bebés. Tener un bebé siempre será un “escuela” para aprender cientos de cosas, que aunque no seas primeriza, siempre asombran.

Esto se deba a que cada persona tiene sus diferencias individuales desde el nacimiento, y toca principalmente a la madre, familiarizarse con las diversas manifestaciones que su bebé expresa para “avisar” que se siente cómodo o incómodo por algo.

En esos primeros meses, algunas funciones vitales de su organismo, se están “acoplando”, por ende hay que tener paciencia y sabiduría para actuar. La comunicación que se da entre la madre y el bebé es única y casi de forma mágica ella comienza a entender que le “dice” su bebé en cada gesto, murmullo, risa y llanto.

Un de las manifestaciones que más confunde a las madres es el llanto obviamente. Ellas se desesperan al ver a su bebé llorar y no saber qué ocurre. Comienzan las interrogantes…

¿Será el pañal que está sucio?, ¿Será que alguna prenda tiene algunos dobles que le molesta?, ¿Será que tiene calor o frio?, ¿Tendrá hambre? o ¿Le duele algo?, ¿Será un cólico?, en fin todas esas preguntas se convierten en un repertorio cotidiano.

La madre va diferenciando cada tipo de llanto a medida que va conociendo a su bebé, pero algunos llantos son difíciles de distinguir, por ejemplo el de cólico y el de hambre. Ambos llantos son iguales, entonces hay que saber diferenciarlos, pues si es un llanto de cólicos y cree la madre que es hambre y le da de comer, puede agravar el dolor.

Como saber si mi bebe tiene gases

La acumulación de gases en la pancita del bebé es una experiencia que ninguna madre quisiera tener que enfrentar, porque realmente causa angustia no saber cómo actuar para que se le alivie rápidamente el malestar. Los bebés cuando succionan, sea el pecho o el biberón, se llenan de aire, lo mismo ocurre cuando comen muy seguidamente.

Sus intestinos no están aún preparados para la avalancha de alimento y como están trabajando sin descaso las 24 horas del día, es muy factible que aparezcan los gases. Esto lo podrá notar la madre cuando lo ve que llora justo después de comer y si también observa que levanta las piernas y luego las encoge.

La barriguita siempre se pone abultada y dura. Esta señal es fundamental para que la madre actúe En este caso debe colocársele en posición vertical con su cabeza sobre el hombro de la madre o padre (mencionamos solo a estas dos personas, pero si hay otras personas que cuiden al bebé también debe saberlo).

Debe dársele palmaditas leves en su espalda frágil, básicamente a la altura del abdomen para ayudarlo a que expulse los gases. Hay ciertos trucos interesantes que pueden ayudar, como darle un baño con agua tibia, hacer sonar algo que llame su atención, por ejemplo algunos bebés prestan atención a los sonidos de la lavadora, entonces hacerla sonar, puede ser un elemento distractor para que vaya calmándose mientras los gases salen de su cuerpo.

Diferencia entre cólico y hambre

Si la madre ha estableciendo una “disciplina” para saber cuándo come el bebé, ya tiene un paso dado, porque los primeros signos de hambre se asocian al horario del alimento.

HAMBRE

Así que si tu bebé busca tu pecho y llora con paréntesis y posteriormente rompe en llanto, podrías pensar que ya había venido dando signos primarios de que tenía hambre.

CÓLICO

En cambio el cólico se muestra de diferente manera. Este malestar generalmente aparece en horas de la noche, en bebés menores de 3 meses. Intempestivamente rompe en llanto incontrolable, tanto que logran preocupar a los padres.

El llanto va acompañado de manos empuñadas y su abdomen se ve abultado y duro. También puede emitir sonidos como si estuviera pujando.

El cólico aparece y desaparece, por ello hay espacios de calma donde la madre cree que ya está superado el llanto, y repentinamente vuelve el ciclo. Otra cosa que puede ocurrir, es que luego de desaparecer el cólico y de que el bebé logra calmarse sin repetir el episodio, puede aparecer otro llanto repentino, entonces puede ser que tenga hambre.

Como se puede observar, saber si tu bebé tiene cólicos o hambre ser sencillo, siempre que establezcas ese lazo amoroso con él y aprendas a decodificar sus llantos. Será muy sencillo, pues eres madre y de manera natural lo vas a distinguir.

Como saber si mi bebe llora por colicos