Cómo saber si eres Alérgico al Gluten

Saber si eres alérgico al gluten es de gran relevancia, porque puedes presentar síntomas molestos sin saber que lo está generando la presencia de gluten en los alimentos que consumes. De acuerdo algunos estudios el 1% de la población mundial es intolerante al gluten o es celíaca.

¿Quieres conocer si eres alérgico al gluten? En este post te hablaremos de los principales síntomas y cómo detectarla y por supuesto que no debes comer si eres celíaca.

alergia al gluten

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La Celiaquía o sensibilidad al gluten es una enfermedad relacionada al sistema inmunitario, el cual se acciona con el consumo de gluten. El intestino delgado se ve perjudicado y no permite que el cuerpo pueda nutrirse debidamente, causando una serie de molestias, entre ellas anemia y pérdida de peso.

En realidad, el gluten es una proteína vegetal presente en cereales (avena), centeno y cebada, lo que incluye harinas así como en muchos alimentos. La misma no causa daño en la salud, sin embargo, en ocasiones el sistema inmunitario presenta una falla, por tanto se vuelve agresivo con el gluten que no se puede digerir, a esta afección se le conoce como Celiaquía.

Posibles causas de la intolerancia al gluten

Esta enfermedad puede presentarse en todo tipo de personas, es decir, se puede desarrollar incluso en niños, causando un retraso en el desarrollo o crecimiento del niño.

No se conoce con exactitud la causa del desarrollo de esta enfermedad. Algunos estudios sostienen que está relacionado con los genes que al combinarse con una alimentación con gluten, desencadena la celiaquía.

Ahora bien, se ha percibido que algunos pacientes desarrollan esta enfermedad después de una temporada de estrés severo, una cirugía, bacterias intestinales. Sin embargo, algunos especialistas creen que la persona siempre lo padeció pero estas circunstancias inusuales activan la enfermedad.

Síntomas de alergia al gluten

mujer con sintomas de alergia al gluten

Cuando una persona es alérgica al gluten se presentan síntomas muy severos e inmediatos. De hecho, después de unos minutos de consumir un alimento con gluten puede darse una reacción de sarpullido, en casos muy severos choque anafiláctico.

Este tipo de respuesta del sistema inmunológico se puede desarrollar incluso en niños pequeños, por lo que es de suma importancia acudir al médico tras una respuesta brusca ante alimentos. Este tipo de pacientes debe evitar por completo el gluten. Algunos de los síntomas más frecuentes de quienes son alérgicos al gluten son:

  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Asma
  • Tos
  • Sangrado digestivo
  • Reacciones de anafilaxia
  • Rinitis
  • Diarrea

Síntomas de sensibilidad al gluten

Padecer la Celiaquía no es lo mismo que ser sensible al gluten, es decir, quienes son sensibles desarrollan síntomas más leves, aun así al consumir gluten los enferma. Es muy importante que estés atento a estos síntomas, pues si no restringes el consumo de gluten puedes empeorar el cuadro clínico.

A continuación, te indicaremos los síntomas más frecuentes en sensibilidad al gluten.

Molestias digestivas

Algunas de estas molestias pueden ser: diarrea crónica, estreñimiento y vómitos, esto es muy frecuente cuando los pacientes son niños, en cambio cuando se trata de adultos puede haber inflamación abdominal después de las comidas, dolor de estómago, gases, etc.

Pérdida de peso

Es posible que se presente una pérdida de peso que no corresponda con la cantidad de nutrientes que se consume. Al mismo tiempo, puede darse pérdida de apetito y fatiga.

Anemia

La poca absorción de nutriente ocasiona que no se pueda digerir el hierro, esto desencadena en anemia, lo que agrava el cuadro clínico con sueño, dolor de cabeza y cansancio. Se da de forma progresiva tras el consumo continuo de alimentos con gluten.

Problemas de la piel

La desnutrición ocasionado por un sistema inmunitario agresivo ante la presencia de gluten puede ocasionar problemas cutáneos como queratosis capilar, o piel de gallina. Es común la presencia de granos y ampollas. También es posible que se desarrolle úlceras en la boca.

Dolor en las articulaciones

Los dolores articulares sin que haya una causa aparente están ligados a esta enfermedad. Además es posible que se dé entumecimiento en los pies y manos.

¿Qué examen detecta la intolerancia al gluten?

Existen varios exámenes que pueden arrojar si eres intolerante al gluten o sensible al mismo. Es importante destacar que, con respecto a este último, es una afección relativamente nueva, que incluso muchas personas lo padecen pero no lo saben.

Para ello se puede realizar lo siguiente:

  • Estudio genético. Mediante un sencillo examen de sangre se puede conocer si se cuenta con la carga genética asociada a la Celiaquía.
  • Estudio inmunitario. Tal como hemos explicado en lo largo del post, esta enfermedad está asociada a una respuesta agresiva del sistema inmunológico, por tanto, se realiza un examen para poder saber si el cuerpo está generando anticuerpos en contra del gluten.
  • Pruebas cutáneas. Esta prueba es muy fácil de llevarla a cabo y consiste en colocar en el brazo una pequeña muestra de gluten (harina o cualquier alimento), se hace una pequeña punción con lanceta para determinar si eres alérgico.

Los médicos pueden probar otros exámenes como por ejemplo, analizar el estado del intestino delgado para poder saber si hay lesiones por el gluten. Cada especialista decidirá el método idóneo en cada tipo de paciente.

¿Qué NO debo comer si soy intolerante al gluten?

persona intolerante al gluten

Quienes son celiacos deben evitar todo tipo de alimentos con gluten. Te indicaremos qué tipos de alimentos contienen gluten y con cuáles debes ejercer gran precaución.

  • Macarrones, tallarines, fideos.
  • Cerveza, whisky o el vodka (Cebada o bebidas fermentadas a partir de cereal).
  • Pan en cualquiera de sus presentaciones.
  • Pasteles, galletas, en general todo tipo de repostería.
  • Obleas de comunión.
  • Todo tipo de harina (fécula, proteína, almidón o fécula).
  • Café, caramelos, helados.
  • Embutidos.
  • Bebidas de máquinas.
  • Conservas de pescado.
  • Hamburguesas.
  • Quesos fundidos.
  •  Salsas.
  • Condimentos y colorantes
Compartir Artículo
Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.