¿Cómo saber si el Pollo está Malo?

El pollo es sin duda uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial. Esta proteína no solo es deliciosa y jugosa, también es una excelente fuente de vitaminas y de otras propiedades beneficiosas para el cuerpo. Pero este no es beneficioso para el organismo cuando se encuentra en estado de descomposición, por eso es importante saber cuándo está malo.

Delicioso pollo dañado

El pollo como todo alimento posee un tiempo de vida para su consumo. Dicho tiempo de vida puede verse afectado por factores como la mala refrigeración, el contacto con objetos contaminados y el mal aseo de las manos. Por eso es importante conocer todas las características de un pollo en mal estado, de esta manera sabrás si lo puedes consumir o no.

Cómo saber si el pollo crudo está malo

Toda persona al momento de cocinar un pollo fresco debe cerciorarse de que este se encuentra en buenas condiciones. Consumir un pollo en mal estado puede ocasionar diversos problemas para la salud como vómito, diarrea, deshidratación y enfermedades relacionadas al E. Coli o salmonella.

En vista de la importancia que tiene saber si un pollo crudo está el mal estado o no, en adelante podrás conocer las características de un pollo en perfectas condiciones para la cocción, entre ellas:

  • Color rosado carnoso.
  • La textura debe ser tersa.
  • Presenta un poco de viscosidad, que se elimina enjuagándolo bien.
  • Posee el olor característico del pollo. Este olor no debe ser muy potente.

Si vas a cocinar pollo, pero este no presenta las condiciones antes mencionadas es posible que se encuentre en proceso de descomposición. Un pollo crudo en mal estado, presenta las siguientes características:

  • Color verdoso, grisáceo o con manchas amarillas.
  • La textura es muy blanda.
  • Viscosidad excesiva.
  • Su olor es fétido.

Es importante revisar el pollo teniendo en cuenta lo anterior antes de prepararlo, de esta manera podrás comprobar que este no se encuentra en proceso de descomposición o no.

Es posible que te resulte tedioso tener que inspeccionar todo el tiempo el pollo cuando está crudo, mucho más si tienes hambre. Pero debes tener presente que es preferible hacer esto a tener daños en tu salud por alguna enfermedad gastrointestinal.

Cómo saber si el pollo cocido está malo

Saber si un pollo cocido está malo es un proceso difícil, pues en ocasiones las especias y colorantes disfrazan el color y sabor que caracteriza a un pollo en mal estado.

Es muy importante saber reconocer un pollo cocido cuando esta malo, pues algunos locales de comida no cumplen las normas de higiene debidas y hacen que sus clientes consuman alimentos en mal estado.

Si vas a consumir un pollo cocido, pero sientes desconfianza respecto a su estado, es mejor que no lo comas. Pero también puedes aplicar algunas medidas de inspección para comprobar si de verdad esta malo y así evitar intoxicarte. Para revisar bien un pollo cocido debes hacer lo siguiente:

❯❯❯ Olfatea el pollo:

Es posible que no estés acostumbrado a oler la comida o que en el lugar donde vives esto se considere falta de respeto. Pero oler el pollo cocido es una manera práctica de descartar cualquier signo de descomposición.

Debes tomar un pedazo de pollo con un tenedor y acercarlo a tu nariz. Si la carne desprende un olor un poco desagradable, es mejor no consumirla. Algunas personas comentan que el olor del pollo cuando está dañado es semejante al del sulfuro.

❯❯❯ Revisa los cambios de color del pollo:

Resulta un poco difícil saber si un pollo cocido está en mal estado cuando este se encuentra empanizado o con mucho colorante. Aun así, puedes saberlo con solo picar el pollo por la mitad o en trozos.

Si al picar el pollo cocido notas que este tiene un color grisáceo o negro, no es seguro comerlo, pues esto es indicativo de la acción de bacterias en la carne, y cuando el pollo presenta algunas manchas de color verde, es señal de la existencia de moho.

❯❯❯ Prueba el pollo cocido:

En caso de que hayas olfateado y revisado el pollo que estas a punto de consumir, pero aun no estás seguro de que esta malo, puedes probar un pequeño trozo de este. Corta y mastica una pequeña porción de pollo y analiza un poco su sabor, tratando de no tragar. Si este tiene un sabor agrio o rancio, no debes ingerirlo.

Con frecuencia muchas personas recalientan el pollo cocido, pues esto le permite ahorrar tiempo. Aunque esto no tiene nada de malo, debes recordar que el tiempo máximo que puedes dejarlo en el refrigerador para su posterior consumo es de 2 días, después de este tiempo no lo debes comer. También debes hacer las revisiones antes mencionadas para evitar posibles daños a tu organismo.

Cómo saber si el pollo congelado está malo

Salubridad de un pollo congelado

Congelar el pollo es una excelente alternativa de conservación si no cuentas con el tiempo suficiente para comprar un pollo fresco todos los días. Aunque la mayoría de las personas consideran que el refrigerador puede evitar que el pollo crudo o cocido se dañe, no te debes confiar, pues si es posible que un pollo se dañe aun estando congelado.

Existen maneras prácticas de reconocer un pollo congelado en mal estado, a continuación, veras todos los detalles:

  • Si el pollo que compraste esta empaquetado, debes mirar la etiqueta que este posee para verificar la fecha de caducidad.
  • Cuando compras pollo sin empaquetar, la tarea de saber si está en mal estado se vuelve más difícil, pero no imposible. Solo debes revisarlo cuidadosamente y verificar que no tenga las siguientes características:
  • Si el hielo del pollo congelado está demasiado duro; casi como una piedra, es probable que este ya se haya dañado. Esto ocurre generalmente cuando el pollo lleva congelado muchos meses. Además, este punto de congelación es indicativo del daño causado al tejido de la proteína.
  • Si logras descongelar tu pollo y notas que este tiene un tono opaco o presenta manchas amarillas, no debes consumirlo.
Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.