5 formas de afrontar gastos inesperados

Los gastos inesperados, como bien lo dice su nombre, son algo imprevisto, pueden llegar en cualquier momento, de forma repentina y si no tenemos un respaldo económico, suelen ser difíciles de manejar.

Aunque cada mes te sientes a organizar cuidadosamente tus gastos, a veces aparecen algunos de última hora que terminan destruyendo todo tu presupuesto y terminas condicionado los días previos al próximo cobro.

No tenemos forma de predecir cuando sucederá un gasto inesperado ni de qué tipo será, lo único que podemos hacer es estar preparados para afrontarlo y para ello vamos a presentarte algunos consejos que pueden ser de mucha utilidad.

Si bien es cierto que el gobierno de España ha realizado algunas medidas económicas a raíz del covid-19. Esto no quita que la actual salud económica del país se vea muy resentida en muchas casas.

Desarrolla el hábito del ahorro

El ahorro implica guardar una cierta cantidad de dinero cada determinado tiempo a modo de fondo de emergencia. De esta manera, si con tu presupuesto mensual no puedes cubrir el gasto imprevisto, podrás recurrir al ahorro en caso de que sea necesario y no tendrás que pedir un préstamo o adelanto para poder cubrirlo.

Si el gasto inesperado no se presenta, puedes seguir ahorrando ese dinero para futuras eventualidades o para hacer una compra futura que excedería tu presupuesto.

Pedir dinero prestado

En caso de no contar con ahorros o que no sean suficientes, y no contar con un seguro, pedir dinero prestado o sacar un préstamo puede ser una alternativa rápida para salir del apuro. Para ello, puede ser una opción interesante solicitar préstamos personales.

Lo más importante a la hora de escoger esta opción, es tener en cuenta si las condiciones y la deuda podrás afrontarla, normalmente, los préstamos personales suelen adaptarse más a la gente con un nivel económico medio-bajo.

Contrata un seguro

Contar con un seguro nos garantiza que, en caso de una emergencia, contaríamos con el dinero para sobrellevarla. Tener un seguro implica hacer un pequeño gasto por mes para mantener la póliza y en caso de que ocurra un gran contratiempo estaríamos económicamente cubiertos.

Existen una gran cantidad de seguros y cuanto mayor sea el monto que estés dispuesto a pagar por mes, mayor será la cobertura de la póliza ante una eventualidad.

Aprende a gestionar tus gastos

Muchas personas no saben administrar correctamente su dinero y recurren a gastos innecesarios y ante la aparición de una situación inesperada que implique desembolsar un dinero impensado, surgen los problemas.

Debemos aprender a hacer una estimación de nuestros gastos principales; servicios, impuestos y alimentos y luego ver en qué utilizamos el resto del dinero con el fin de no caer en gastos innecesarios en cosas que realmente no necesitamos. De esta manera estaremos más preparados para afrontar gastos inesperados o incluso para poder ahorrar.

Identifica posibles fuentes de gastos inesperados

Si bien nunca sabemos de donde va a venir ese gasto que haga trastabillar nuestra economía, suele haber pequeños indicios en algunas áreas que pueden ser foco de gastos de último momento… Vehículos que pasan la ITV de forma justa, paredes que filtran humedad, caños de agua que pierden, calefacción que tiene dificultades para mantenerse encendida, ordenadores y móviles que funcionan de forma lenta, son motivo de revisión o al menos una razón para comenzar a tomar medidas para no encontrarnos con una sorpresa desagradable y costosa en poco tiempo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.